Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar

Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar
Colabora con los Misión de los Padres Paúles en Madagascar

lunes, 5 de julio de 2010

CARTA ABIERTA A INTERECONOMÍA


Lebrija (Sevilla) a 5 de Julio de 2010

Sr. Director de Intereconomía TV Don Marcial Cuquerella:

Recientemente, los lectores del diario La Gaceta y espectadores de Intereconomía Televisión, hemos tenido conocimiento, del intento por parte del Gobierno de España de José Luis Rodríguez Zapatero, a través de su Ministro de Industria Miguel Sebastián y del “lobby” gay, de silenciar e intimidar al Grupo de Comunicación Intereconomía, mediante la imposición de una sanción administrativa de 100.000 euros, por la emisión de un spot que califican de homófobo.

Casualmente, la noticia se da a conocer a través de la Agencia EFE un día antes de la celebración del “Día del orgullo gay” en Madrid.

El vídeo, que dura sólo 20 segundos, y que resaltaba los 364 días de orgullo de la gente normal y corriente, tuve la ocasión de verlo varias veces, y me pareció muy original y muy acertado para resaltar los principios y valores que compartimos la inmensa mayoría de los españoles.

En este vídeo, en el que aparecen seis fotos de escenas familiares o de trabajo, en ningún caso y de ningún modo se vulnera la legislación vigente en materia de publicidad audiovisual, la cual establece que “la publicidad televisiva no puede vulnerar el debido respeto a la dignidad de las personas o a sus convicciones religiosas y políticas” aparte de que “no pueden ser discriminadas por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad y opinión”.

Afirmar que con este vídeo se promociona la exclusión y discriminación del colectivo homosexual, como afirma el Ministerio de Industria y el colectivo gay, es un auténtico y monumental disparate jurídico y es contrario al más elemental sentido común.

Esta multa, además de ser injusta y abusiva, constituye un descarnado, sangrante y terrible atentado del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, contra el derecho fundamental a la libertad de expresión, que nuestra Constitución consagra en su artículo 20.

Como muy bien ha señalado César Vidal, “Si la decisión que ha tomado el Ministerio de Industria es una decisión en la que la mente pensante pertenece al lobby gay, habría que pensar si no estamos ante un delito de prevaricación”.

Esta decisión, propia de un Estado totalitario, merece una doble respuesta, jurídica y social:

a) En primer lugar, debe de tener la respuesta jurídica adecuada ante los Tribunales de Justicia, de la Jurisdicción de lo Contencioso-Administrativa así como de la Jurisdicción Penal.

b) Y en segundo lugar, merece una gran respuesta popular, de todos los hombres y mujeres, que en España, amamos la libertad y los valores permanentes y superiores de nuestro Ordenamiento Jurídico, y que nuestra Constitución consagra en su artículo uno: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Esta gran respuesta ciudadana, debe traducirse, por un lado, en una respuesta masiva de solidaridad hacia el Grupo Intereconomía, por el gran servicio que está prestando a la democracia española en esta coyuntura histórica que estamos viviendo en España, y por lo que está siendo atacada y vilipendiada. En este sentido, le informo que he creado un grupo de solidaridad hacia Intereconomía en la red social facebook, que se llama “TODOS SOMOS INTERECONOMÍA”.

Por otro lado, esta gran respuesta social, debe de traducirse en una masiva protesta dirigida al Presidente del Gobierno, como máximo responsable del Poder Ejecutivo, que intenta amordazar y silenciar a quienes no se someten a su dictadura ideológica y a quienes nos rebelamos contra la imposición de sus “anti-valores”, de los que pretenden impregnar todo el tejido social de la sociedad española.

Cuantos mayores sean los ataques al Grupo Intereconomía, por parte de este Gobierno radical y sectario, mayor será el número de españoles que nos solidarizamos con este grupo de comunicación, que es hoy en día en España todo un referente y un ejemplo vivo de servicio fiel y leal a la verdad, un ejemplo de periodismo valiente, profesional e independiente, comprometido con la búsqueda del bien común, un ejemplo de firmeza frente a los ataques rancios y sectarios de un Gobierno moribundo al que ya sólo le quedan unos pocos meses en el Poder, y un ejemplo de lealtad inquebrantable a los valores que compartimos millones de españoles.

Queridos amigos de Intereconomía, la sociedad civil española no puede tolerar en modo alguno ni tolerará jamás, violaciones y limitaciones arbitrarias por parte de nuestros gobernantes, a nuestros derechos fundamentales que entre todos hemos conseguido, entre ellos, el derecho fundamental a la libertad de expresión, que es el derecho fundamental a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

Reciban mi mayor testimonio de solidaridad y de cariño. Ruego haga extensivo este mensaje de solidaridad a todos los miembros del Consejo de Administración del Grupo Intereconomía, así como a todos los miembros del equipo directivo del Grupo.

Les animo a seguir trabajando como lo vienen haciendo hasta ahora, y a no ceder nunca ni a las presiones ni a los mezquinos chantajes de los tiranos de nuestra época, porque INTERECONOMÍA SOMOS TODOS.

Un fuerte abrazo y mi oración.
Atentamente,

Fdo.: José Antonio Barragán Dorantes