Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar

Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar
Colabora con los Misión de los Padres Paúles en Madagascar

martes, 23 de septiembre de 2014

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE RAJOY 23 DE SEPTIEMBRE DE 2014





EXCMO. SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO
Don Mariano Rajoy Brey
Presidencia del Gobierno de España 
Palacio de la Moncloa 
28071 MADRID  

Lebrija (Sevilla) 23 de Septiembre de 2014

"Un gran hombre demuestra su grandeza 
por la forma en que trata a los pequeños."
 Tomas Carlyle

Sr. Presidente del Gobierno y ex – compañero de partido Don Mariano Rajoy Brey.

El pasado domingo 21 de Septiembre, miles de ciudadanos nos manifestamos en 64 ciudades de toda España, convocados por la Plataforma Derecho a Vivir y con la adhesión de más de 300 colectivos cívicos, para pedirle a Usted y a su Gobierno que cumpla su programa electoral y derogue ya de una vez, la ley del aborto en vigor desde 2010, que permite eliminar a seres humanos indefensos e inocentes durante sus primeros tres meses y medio de gestación, sin causa alguna que lo justifique, y durante los 9 meses de gestación si el niño ha sido concebido con alguna anomalía o discapacidad, por ejemplo con síndrome de Down.

A pesar de ello, hoy escucho con estupor, asombro, incredibilidad e infinita tristeza, indignación y decepción, sus patéticas palabras en las que se quita Usted la careta y confiesa y anuncia que no aprobará el proyecto de ley de protección de la vida del concebido y de reforma de la actual regulación del aborto, que llevaba en su programa electoral y cuyo anteproyecto fue presentado en diciembre pasado por el Ministro de Justicia Ruiz Gallardón.

Como ex – militante del Partido Popular y como voluntario de la Plataforma Derecho a Vivir, a la que tengo el honor de pertenecer, permítame hacerle llegar algunas reflexiones, que considero pueden ser de su interés.

En primer lugar permítame decirle sin acritud y con buen talante, sin ánimo de romper consensos ni la concordia, que con la decisión anunciada hoy por Su Señoría, ha puesto Usted de manifiesto ser un Presidente del Gobierno mentiroso, cobarde y traidor. Mentiroso, porque mintió usted a todos sus votantes diciéndoles en la página 108 de su programa electoral con el que concurrió a las últimas elecciones generales, que “Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida”, lo cual ha resultado ser una gran mentira. Cobarde, porque no ha tenido usted la más mínima dosis de valentía, para ser coherente y cumplir su programa electoral en esta materia. Su miedo le ha llevado a contentar y a satisfacer a un electorado que nunca lo ha votado y que nunca lo votará, antes que a sus propios electores. Y traidor, porque ha traicionado usted la confianza que en su persona, en su programa electoral y en su partido depositaron más de 11 millones de españoles en 2011, confiando en que usted era un hombre de fiar, aunque luego ha demostrado ser todo lo contrario.
Además ha puesto usted de manifiesto su incapacidad para liderar el cambio social que su electorado le reclamaba y su absoluta incoherencia permitiendo un gravísimo incumplimiento electoral sin causa alguna que lo justifique. Es lógico que no haya podido bajar los impuestos porque la coyuntura económica no se lo permitía. Pero, ¿Qué es lo que le impedía cambiar en profundidad la actual regulación del aborto en España, como había propuesto el Ministro Gallardón? El pésimo, macabro, mezquino y miserable cálculo electoral que le han hecho llegar a Usted para que tome esta decisión, tenga la seguridad que no le llevará a ganar más votos, sino que estoy completamente convencido que le abrirá las puertas para salir directamente de la Moncloa.

Permítame que le recuerde, que esta ley del aborto de 2010, que como todo el mundo sabe es tremendamente injusta, cruel e inhumana y contraria a los valores permanentes y superiores que nuestra Constitución consagra, y cuya derogación le exigimos, fue recurrida por Usted y su grupo parlamentario al Tribunal Constitucional, al poco tiempo de entrar en vigor, por considerarla a todas luces, contraria a nuestro Ordenamiento Jurídico y a nuestro texto constitucional, e incluso pidieron ustedes su suspensión cautelar por provocar daños irreparables (pérdidas de vidas humanas) que ya no se podrían recuperar.

Sorprende a todos los españoles y españolas, y nos llena de asombro, preocupación, desasosiego y perplejidad, que después de tres años en el Gobierno, sigan Usted y su equipo manteniendo esta norma en vigor, tras haberla ustedes criticado muy duramente en su fase de tramitación parlamentaria y tras ser aprobada, y después de haberla recurrido al Tribunal Constitucional, todo ello cuando estaban ustedes en la oposición, claro. Y lo que ya nos deja sin palabras es el terrorífico anuncio que usted ha hecho en el día de hoy.

Sr. Presidente, me veo en la obligación de recordarle algunos datos para que comprenda la dimensión del drama, del que estamos hablando. Según los últimos datos publicados por Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en su informe anual, el número total de abortos voluntarios en 2012 fue de 112.390, lo que significa  308 abortos diarios en España. Según los datos de Sanidad, en el 91,26 % de los casos el motivo fue por voluntad propia de la mujer; un 5,67 % por grave riesgo para la vida o la salud de la embarazada; un 2,78 % por graves anomalías del feto y 0,27 % por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave e incurable.
Asimismo, según el Informe del Instituto de Política Familiar (IPF) titulado «El aborto en España 1985-2011» los abortos voluntarios en España han aumentado un 70 por ciento en los últimos diez años y un 182,41 por ciento desde 1991. El informe revela que desde 1985 se han producido 1,6 millones de abortos y, concretamente, apunta que en el año 2011 se produjeron 590.358 embarazos, de los cuales 471.999 fueron nacimientos y 118.359 terminaron en abortos (un 20,05 por ciento). Así, precisa que uno de cada cinco embarazos en España termina en aborto y que una de cada tres mujeres que ha interrumpido su embarazo lo había hecho al menos en otra ocasión.
Esto evidencia, que el aborto se ha convertido no solo en un drama para el niño que muere o la madre que se ve abocada al aborto, abocada a ser madre de un hijo muerto, y a sufrir durante años las consecuencias traumáticas del síndrome post-aborto, sino también en la principal causa de mortalidad en España, ocasionando efectos sociales y demográficos desoladores. Además, el estudio destaca que nueve de cada diez abortos se han realizado «a petición de la mujer» y «sin aducir ningún tipo de causa».

Mientras esta dramática realidad social y humana se produce en España, usted sigue mirando para otro lado, y ya lleva tres años. Poniendo excusas y pretextos, hablando de consensos, informes, y gaitas…. Y mientras tanto, los defensores de la ideología de la muerte se han ido multiplicando por doquier en su partido, echando un pulso interno entre todos por ver quien consigue parecerse más a Rodríguez Zapatero en menos tiempo, y por conseguir el mejor disfraz de un falso progresismo, que creen que les ayudarán algún día a conseguir votos. Olvidan todos que lo progresista en el siglo XXI es defender la vida, y proteger jurídicamente al más débil e indefenso. Y para rematarlo, hoy Usted ha puesto la guinda al pastel, rindiéndose de forma cobarde, y humillante a estos voceros de la muerte, sedientos de votos para seguir sentados en el sillón que un día los ciudadanos les dimos. Hoy Usted ha claudicado de forma sumisa, vergonzosa, y escandalosa, como nunca antes habíamos visto en la historia de la democracia  española.

Así resulta patético y provoca vergüenza ajena las declaraciones que hemos escuchado de   la gente de su partido, desde diciembre pasado, cuando Gallardón anunció el anteproyecto de Ley que hoy Usted ha enterrado de forma cobarde y vergonzosa. Recordará las declaraciones que hizo el presidente de Extremadura, su compañero Monago, el pasado mes de diciembre, defendiendo la actual ley del aborto, con expresiones como que “Nadie puede negar a nadie su derecho a ser madre. Ni tampoco nadie puede obligarle a nadie a serlo”, confundiendo completamente, el hecho de concebir un hijo, y convertirse en madre gestante, con el hecho de matar al hijo ya concebido. El Sr. Monago copiaba así, una idea de Leire Pajín para defender las tesis abortistas más radicales. Olvidando completamente que toda mujer embarazada ya es madre: las que abortan también, pero ese acto las convierte en madres de un hijo muerto. Y es que desde el mismo momento de la concepción la mujer ya lleva a un hijo en su vientre. La decisión de ser madre es anterior al embarazo, como todo el mundo sabe, aunque algunos compañeros de su partido, y Usted mismo, parecen no saberlo.

O la diputada del Partido Popular Celia Villalobos, dispuesta siempre a romper la disciplina de voto en el Congreso de los Diputados para defender lo indefendible, y despreciar la vida del concebido y el síndrome post aborto al que se les condena a tantas madres gestantes.

O como la Alcaldesa de Zamora de su partido, doña Rosa María Valdeón Santiago, quien en una entrevista que le hicieron el pasado mes de diciembre, mostraba su preferencia por la actual ley del aborto, impuesta por el PSOE, frente al anteproyecto presentado por Gallardón, llegando a afirmar que “esta modificación actual no mejora la anterior, sino todo lo contrario”. Tal vez esta mujer, se refería a que la reforma de Gallardón no mejoraba el lucrativo negocio de los mercaderes de la muerte y del lucrativo negocio del aborto en España, que con la ley del aborto de 2010 han visto crecer su negocio de manera espectacular. Si en 2010 en España eran 146 los negocios dedicados a la muerte de seres humanos en gestación, centros abortistas acreditados, en 2012 subieron hasta 188. El negocio del aborto es de los pocos que, en plena crisis, mantiene el tipo, con una facturación que supera los 56 millones de euros al año, por cierto, pagados con el dinero de todos los españoles.

Su compañera de partido se atrevía a decir que Todos los abortos que se han hecho en este país han tenido todas las garantías.” ¿Garantías para quién? Posiblemente se refería a los verdugos de los centros abortistas, a los que no les importan tener sus manos manchada de sangre inocente por un puñado de euros, y que desde luego sí que han tenido todas las garantías para cometer sus crímenes con total impunidad. Tal vez su compañera, fue la única española que no se enteró del caso del Doctor Morín, al que le fueron intervenidas dos clínicas abortistas en Barcelona, donde presuntamente se realizaron prácticas ilegales y cuyo juicio en noviembre de 2013, el Tribunal Supremo ha obligado a repetir y en el que el Ministerio Fiscal había solicitado casi 300 años de cárcel. Su compañera Alcaldesa, debería explicar qué garantías han tenido los dos millones de seres humanos eliminados en España desde 1985 hasta 2013, al amparo de las dos leyes que han permitido esta matanza de inocentes y qué garantías para superar las secuelas y las terribles consecuencias del síndrome post aborto han tenido todas las mujeres que han sido condenadas a tener su hijo muerto y a las que nadie les prestó la ayuda y los recursos necesarios para sacar su embarazo adelante. Le recuerdo que su compañera de partido remataba la faena afirmando que:

Es una contradicción científica en este momento, tener el mejor sistema sanitario público, capaz de detectar todas las enfermedades con antelación y que ahora ¡se le niega la solución! No tiene ningún sentido.

Sinceramente, da pánico escuchar esas afirmaciones de un dirigente político. ¿Pero, de qué solución hablaba su compañera Valdeón? ¿Quería decir que para que no nazcan niños con enfermedades, la solución es eliminarlos a todos antes de nacer? Eso nos hace recordar las tesis de Adolf Hitler, quien también puso en marcha su “solución final” para acabar con su problema, “los judíos”, poniendo en funcionamiento las cámaras de gas, donde tantas personas inocentes dejaron su vida, víctimas de la locura nazi. Si tenemos el mejor sistema sanitario público que puede detectar las enfermedades con antelación, ¡Como vamos a negar la solución de poder eliminar a todos los niños que vienen con esas enfermedades! Sobran los comentarios Sr. Presidente. Dios nos libre a los españoles de tener muchos gobernantes como su compañera Valdeón y como Usted.

O las declaraciones del Presidente del PP de Guipuzcoa Borja Semper, del pasado 14 de septiembre, afirmando que: “los gobiernos sensatos del siglo XXI, que escuchan a los ciudadanos, son aquellos buenos gobiernos que también saben rectificar, que leen la sociedad en la que les ha tocado gobernar y que, independientemente de lo que piensan y sin renunciar a ello, se adecúan a lo que quiere la sociedad".

Es decir, que para este sujeto, y ahora también para usted, el buen gobierno es aquel que no cumple su programa electoral, que miente y engaña a más de 11 millones de electores, y que renuncia a sus valores, principios y a su propia ética y moral, para guardarlos en un cajón y sustituirlo todo por el principio básico de “conseguir mantenerse en el poder al precio que sea”, renunciando a lo que haya que renunciar y defendiendo cualquier ideología que haya que defender, si con ello consigo mantener y conservar mi sillón y un puñado de votos. Sinceramente le confieso que estas recientes declaraciones me produjeron verdadero asco, pues me han parecido completamente repugnantes, disparatadas y fuera del más mínimo  sentido común que se le debe exigir a un dirigente de un partido político.

Sr. Presidente Rajoy, por todo ello, y en virtud de todo cuanto antecede, tenga la absoluta certeza y la completa seguridad, que dado que en los próximos doce meses, Usted no va a derogar la ley del aborto libre en España, todos los voluntarios, socios, colaboradores, delegados y simpatizantes del movimiento próvida en España, removeremos cielo y tierra para que Usted y su partido, el Partido Popular, no vuelvan a ganar las próximas elecciones generales el año próximo. Desde hoy, se enfrenta Usted a un auténtico tsunami electoral, como nunca antes se haya visto ni conocido en la historia de la democracia española.

No somos la extrema derecha ni la extrema izquierda, que arranca adoquines de las calles para tirarlos a la policía. Tampoco somos populistas con mochila y coleta que desean arruinar España. Somos simplemente una marea humana de personas motivadas hasta el infinito para ser la voz de los que no tienen voz ni voto pero que tienen vida, a los que les asiste la fuerza de la razón y del sentido común, y que constituye una impresionante fuerza electoral, capaz de movilizar a pueblos y ciudades de toda España, para echarlo a Usted de la Moncloa por no cumplir su programa electoral en esta materia y haberse rendido cobardemente a las presiones de los grupos radicales pro abortistas y de izquierdas, como la asociación FEMEN. No tenga Usted la menor duda de ello Sr. Presidente.

En su programa electoral con el que Usted concurrió a las pasadas elecciones generales de 2011, se podía leer en la página 108: “Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida”.

Pues bien Sr. Rajoy, sepa Usted, que un político que miente en su programa electoral a más de 11 millones de españoles, y que supedita la defensa de la vida de los más inocentes, débiles e indefensos de nuestra sociedad a un mezquino cálculo electoral, no merece ser Presidente del Gobierno de España. La protección jurídica que el Estado y las leyes deben ofrecer al concebido, por ser un derecho natural del mismo, no es una cuestión de consensos sino de convicciones, y eso es precisamente lo que Usted y su Gobierno no tienen. ¿Me puede explicar cómo es posible que ahora Usted defienda que el aborto es un derecho, y que se puede matar con impunidad, sin ninguna causa que lo justifique a niños concebidos durante sus primeros tres meses y medio de gestación o durante los nueve meses si tienen alguna discapacidad? ¿Realmente piensa usted que la vida de los niños concebidos con síndrome Down no son dignas de ser protegidas durante los nueve meses de embarazo? ¿Sería usted capaz de mirar a los ojos a las madres de estos niños y decirles eso en un mitin electoral de su partido? Sr. Rajoy, permítame que le diga, que no hay mayor discapacidad que la suya, que es la de no ver ni entender que todos los seres humanos somos iguales en dignidad y derechos, tanto dentro como fuera del vientre materno.

Sr. Presidente, Usted se ha llevado tres años esperando que el Tribunal Constitucional le hiciese el trabajo que Usted no se ha atrevido a realizar: derogar la ley del aborto libre en España de 2010, que provoca 300 muertes al día en nuestro país, y que Usted mismo recurrió al Tribunal Constitucional por considerarla inconstitucional. Y estoy convencido que no le hubiera importado seguir esperando y escondiéndose detrás de este alto Tribunal, con la esperanza de que algún día esta norma fuese declarada inconstitucional y dejase de estar en vigor, y así Usted ya no tendría que derogarla, no vaya a ser que se incomodasen por ello sus varones regionales o sus Alcaldesas pro-abortistas. Varones territoriales, como el Sr. Monago, Presidente de Extramadura, al que por cierto alguien le debería explicar la diferencia que hay entre el hecho de decidir quedarse embarazada y convertirse en madre gestante y el hecho de matar al hijo ya concebido. Y ya de paso se lo podrían explicar a toda la gente que en su partido siguen sin enterarse de estos conceptos básicos y elementales.

Esperar a la sentencia del Tribunal Constitucional, que declarará previsiblemente esta norma inconstitucional, para no mojarse en nada, me parecería muy bien por su parte como estrategia política, si no fuera porque cada día que pasa Usted esperando esa sentencia y sin derogar esta ley en el Parlamento, (en el que Usted tiene mayoría absoluta), a 300 niños concebidos, inocentes e indefensos, se les descuartiza a pedazos en los 188 abortorios repartidos por toda España, para luego echarlos en las bolsas negras de los cubos de basura de dichos abortorios.

Sr. Presidente Rajoy, desde que Usted es Presidente del Gobierno, con mayoría absoluta en el Congreso y en el Senado, su estrategia de mirar para otro sitio en este asunto, (con excusas baratas, como que hay que buscar el consenso, hay que pedir informes, y otras gaitas…) le ha costado la vida ya a 300.000 (TRES CIENTOS MIL) seres humanos, que han sido eliminados en el 90% de los casos sin causa alguna que lo justifique, es decir, por el simple deseo y voluntad de la madre, sin que los padres de los niños ejecutados, hayan podido hacer nada jurídicamente para impedirlo. En muchos de estos casos, además se trataba de niñas menores de edad, a las que no se les pidió ni el consentimiento de sus padres para matar al hijo que llevaban dentro.
Durante estos tres años de Gobierno popular, los  300.000 abortos provocados en España han tenido un coste aproximado de 150 millones de euros. Mientras se han llevado a cabo importantes recortes en prestaciones sanitarias, educación, servicios sociales, así como en ayudas a la maternidad, el aborto sigue siendo subvencionado al 100%  con nuestro dinero sin que se la haya recortado ni un solo céntimo.
Sr. Presidente Rajoy, le puedo asegurar que nunca antes como ahora me había arrepentido tanto de haber pertenecido durante 17 años (de 1995 a 2012) a una organización como la que usted preside, el Partido Popular, de haber sido tantas veces apoderado e interventor, de haberles dedicado parte de mi valioso tiempo. En esos 17 años que fui militante del Partido Popular, nunca pude imaginar que llegaría a ver lo que estoy viendo hoy en este partido. Renunciar a los principios y valores básicos, elementales, permanentes y superiores y a las señas de identidad propias es un auténtico suicidio político. Renunciar a la defensa de la vida humana, del más débil e indefenso de nuestra sociedad, incumpliendo con ello su programa, por un mezquino y presunto puñado de votos es moral y políticamente intolerable, y una auténtica estafa y fraude electoral, un engaño masivo a más de 11 millones de electores que votaron su programa electoral en 2011 y que ahora nos sentimos estafados, engañados e indignados. Es sencillamente cavar su propia tumba política.

Si hacemos memoria, vemos que su estrategia de esconderse detrás del Tribunal Constitucional no es nueva. Ya la utilizó usted con el asunto del falso matrimonio entre personas del mismo sexo. En aquella ocasión también esperó Usted a que se pronunciara el Tribunal Constitucional, para luego no hacer nada al respecto y dejar la ley tal y como la había redactado el Gobierno de Rodríguez Zapatero, asumiendo las tesis del Gobierno socialista anterior en este tema y de los principios de la ideología de género que subyacen a dichas tesis, en contra totalmente de lo que defendió Usted mismo cuando estaba en la oposición. Aunque piense Usted que esa estrategia le salió bien en aquella ocasión, debería saber que ello supuso la marcha de algunos militantes de su partido, entre los cuales se encuentra un servidor.

Sr. Presidente, debería saber Usted, que con la confrontación electoral que hoy usted ha provocado e iniciado, se enfrenta a una legión de electores, de grandes dimensiones, que ni su sociólogo y asesor político Pedro Arriola Ríos ni la esposa del mismo Celia Villalobos alcanzarán nunca a ver ni entender, por muchos estudios sociológicos y sondeos de opinión que les lleven a su despacho. Se enfrenta Usted a cientos de miles de ciudadanos activos, motivados, armados con las poderosas armas de la razón y la fuerza de la verdad y dispuestos a trabajar como nunca, para defender la JUSTICIA con mayúsculas.

Se enfrenta Usted Sr. Presidente, a su propia conciencia, al sentido común, a la ley natural, y los valores que precisamente debería ser Usted el que los defendiera y ser su garante: el valor de la vida humana, el valor de la justicia, el valor de la protección al más débil e indefenso y el valor del bien común que todo gobernante siempre debe buscar para la sociedad. La bajada del paro, evitar la independencia de Cataluña, la disminución del déficit público o colocar a Arias Cañete como Comisario en Bruselas, son todas cuestiones muy importantes para España, sin duda alguna, pero por encima de todas ellas hay una infinitamente más importante: la vida de los 300.000 niños que Usted ha permitido que sean eliminados en nuestro país desde que Usted llegó a la Moncloa, sin que hasta el momento haya hecho nada para evitarlo, y los cientos de miles que seguirán muriendo desde hoy, con la decisión suya que nos ha comunicado.  En sus manos estaba hasta hoy detener este genocidio silencioso, esta sangría de santos inocentes. Pero su incapacidad manifiesta, su incoherencia total y su absoluta cobardía lo han evitado.

Sr. Presidente, Usted tenía dos opciones: Cumplir su programa electoral, y poner de manifiesto que es un político honrado, que cumple lo que promete, y que sigue conservando una alta dosis de humanidad, sensible al sufrimiento de tantos santos inocentes, cuyo llanto y grito desgarrado de dolor se eleva hasta el cielo clamando justicia y sensible al sufrimiento de tantas madres que cada día son condenadas en los abortorios de nuestro país a tener a su hijo muerto y a sufrir durante años el síndrome post aborto. En cuyo caso, hubiera pasado a la historia por ser el primer presidente del Gobierno de España que mejoró la protección de la vida del concebido en nuestro país y que demostró ser un Presidente preocupado por los más indefensos de nuestra sociedad.

O no cumplir su programa electoral, y pasar a la historia como el Presidente que engañó a más de 11 millones de electores que le dieron su confianza en las urnas y que luego fueron víctimas de una gran estafa y fraude electoral, un engaño masivo sin precedentes en la historia moderna de España. Y desgraciadamente, escogió esta segunda opción. Con ello, se ha convertido usted de esta forma en cómplice y defensor del lobby de la muerte, de los empresarios abortistas. que ya han ganado en estos tres años de legislatura alrededor de 150 millones de euros. Asimismo, se ha convertido usted en un discípulo aventajado de Rodríguez Zapatero y co- responsable del genocidio silencioso que se vive en nuestro país. Y todo ello tendrá importantes consecuencias electorales: se enfrenta usted posiblemente al mayor batacazo electoral que nunca antes vivió ningún Presidente del Gobierno en España.

No existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir. Y por ello, dado que usted ha optado por esta segunda opción, muchos españoles y españolas, estamos dispuestos a dar y quemar todas nuestras energías para que ni Usted ni el PP vuelvan a ganar las próximas elecciones generales del próximo año, ni las municipales ni las autonómicas. Entre otras líneas de actuación, ya le adelanto que:
-          Nos manifestaremos y concentraremos en la calle tantas veces como sea necesario.
-          Inundaremos las redes sociales faccebook, twitter, tuenti, etc.. con mensajes e imágenes explicativas de lo que Usted ha hecho.
-          En cada pueblo y en cada ciudad de España, explicaremos en los periódicos, radios y televisiones locales los motivos por los que no se puede votar ni a Usted ni al PP.
-          Asistiremos a cuantos debates radiofónicos o televisivos podamos asistir y nos enfrentaremos en los debates y tertulias a los líderes locales del PP que asistan a los mismos, para poner públicamente de manifiesto vuestra incoherencia, vuestro engaño masivo y vuestra estafa electoral.
-          Convenceremos a familiares, amigos y compañeros de trabajo de que no se puede votar a quien miente y encima deja morir a santos inocentes, débiles e indefensos, por cobardía, complejos y por una macabra estrategia electoral.
-          Apoyaremos económicamente y daremos nuestro voto a otras formaciones políticas que se comprometan de verdad a derogar la ley del aborto, a proteger la vida del concebido y a proteger la maternidad en España.
-          Daremos charlas y explicaremos a todas las asociaciones católicas, hermandades, parroquias, grupos juveniles, fundaciones, ONGs y entidades benéficas de cada pueblo y ciudad de España, porqué no se puede votar ni a Usted ni al PP.
-          En cada diócesis de España, invitaremos a nuestros Obispos a que se pronuncien públicamente para que los electores católicos les retiren a Ustedes su confianza y su voto.
-          Editaremos material específico divulgativo de su acción de Gobierno en esta materia, para repartirlo masivamente por toda la geografía española.
-          Las vayas publicitarias de toda España se llenarán de carteles informativos al respecto e insertaremos cuñas publicitarias en prensa, radio y TV.
-          Buscaremos a los votantes indecisos de este país por tierra, mar y aire, hasta debajo de las piedras y les convenceremos de que no se puede votar a un partido incoherente, cobarde y acomplejado, que legitima la matanza de inocentes como en su día hiciera el mismísimo rey Herodes I el Gande.

Pero todo ello se podría haber evitado, Sr. Rajoy, si hubiera sido Usted mínimamente inteligente. Ahora más que nunca, España y toda la sociedad, necesita líderes políticos valientes, coherentes, que cumplan lo que han prometido y que tengan humanidad, principios y valores y  no mercaderes de votos, carentes de ideología, y cuyo único principio es la conservación de su sillón.

El domingo pasado, miles de ciudadanos le pedimos en 64 ciudades de España que:
1.    Cumpla ya con su promesa de derogar la ley del aborto y promueva una legislación que proteja la vida desde el momento de su concepción.
2.    Elimine en su totalidad el supuesto del aborto eugenésico, y no haga distinción entre enfermos de primera y enfermos de segunda.
3.    Acabe con el coladero del supuesto del riesgo para la salud psicológica de la mujer.
4.    No destine fondos públicos a iniciativas que atenten contra la vida humana en cualquiera de sus fases.
5.    Promueva una ley integral de apoyo a la maternidad.
6.    Fomente la adopción y cree un plan de adopción nacional ágil y eficaz.
7.    Haga pedagogía pública contra el aborto, desarrollando para ello un plan integral en todos los ámbitos y muy especialmente en el de la sanidad y la educación.
Si así lo hubiera hecho, tenga Usted la seguridad que millones de españoles y españolas hubiéramos sabido agradecérselo en las urnas, en los sucesivos comicios electorales, y nunca se habría arrepentido de haber obrado en conciencia, como dicta la razón humana y el sentido común, y conforme a su programa electoral y España y su Gobierno en particular habrían dado un ejemplo a toda Europa, que sin duda otros muchos países de nuestro entorno y de otras latitudes hubieran seguido.

Pero hoy y para terminar esta humilde carta, ya no le pido nada de eso. Sólo le pido una cosa: si aún le queda un mínimo de conciencia, actúe aunque sea sólo por una vez, de forma sensata y presente Usted de forma inmediata su dimisión irrevocable, entregue su acta de diputado y no cause más daño y sufrimiento a su partido, al pueblo español y a tantos miles de santos inocentes cuya sangre será derramada en los próximos meses y años, en los abortorios de toda España, gracias a la vergonzosa, cobarde y escandalosa decisión que Usted ha anunciado hoy. Márchese Sr. Rajoy y márchese ya, o de lo contrario, seremos los españoles los que con nuestro voto lo terminaremos echando en las urnas el próximo año.

Atentamente,                                                                        José Antonio Barragán Dorantes

domingo, 14 de septiembre de 2014

MARCHA VIDA 2014 en LEBRIJA (Sevilla)

DOMINGO 21 SEPTIEMBRE a la 1 de la tarde: CONCENTRACIÓN en la Plaza España de LEBRIJA (Sevilla), para exigir al Gobierno de España, la derogación de la Ley del Aborto. 
Convoca: Derecho a Vivir Lebrija. 
¡ PÁSALO !
Toda la información de la #MarchaVida la puedes encontrar en http://marchavida.org/


MARCHA VIDA 2014 en LEBRIJA (Sevilla)

DOMINGO 21 SEPTIEMBRE a la 1 de la tarde: CONCENTRACIÓN en la Plaza España de LEBRIJA (Sevilla), para exigir al Gobierno de España, la derogación de la Ley del Aborto. 
Convoca: Derecho a Vivir Lebrija. 
¡ PÁSALO !
Toda la información de la #MarchaVida la puedes encontrar en http://marchavida.org/


MARCHA VIDA 2014 en LEBRIJA (Sevilla)

DOMINGO 21 SEPTIEMBRE a la 1 de la tarde: CONCENTRACIÓN en la Plaza España de LEBRIJA (Sevilla), para exigir al Gobierno de España, la derogación de la Ley del Aborto. 
Convoca: Derecho a Vivir Lebrija.
¡ PÁSALO !
Toda la información de la #MarchaVida la puedes encontrar en http://marchavida.org/